¿Qué es la tasa de rebote? ¿Por qué eso importa? Explicado para principiantes

La tasa de rebote es una de las métricas más importantes del sitio web. No rastrearlo podría ser costoso para su negocio, especialmente si tiene una tienda de comercio electrónico. Sin embargo, una alta tasa de rebote no significa automáticamente que esté en problemas, lo que puede resultar confuso para muchos especialistas en marketing.

Podría indicar que hay problemas graves de experiencia del usuario (UX) en su sitio web o que su contenido no es lo suficientemente atractivo. Por otro lado, a veces una alta tasa de rebote sugiere que sus visitantes encontraron lo que necesitaban, lo que significa que su contenido es exitoso.

Este artículo analizará qué es esta métrica y qué significa para su sitio web. ¡Vamos a sumergirnos!

¿Qué es la tasa de rebote?

En Google Analytics, se produce un “rebote” cuando un visitante llega a una página web y sale sin ver una segunda página de su sitio. Su tasa de rebote se calcula tomando el número de visitas de una página a su sitio y dividiéndolo por el total de entradas o sesiones de la página.

Entonces, por ejemplo, si 100 visitantes ingresan a su página y 40 de ellos abandonan su sitio sin ver una segunda página, su tasa de rebote equivale al 40%.

Es importante tener en cuenta que un “rebote” no sólo significa que un visitante hizo clic en el atrás botón. Un visitante puede rebotar en su sitio de varias formas, como:

  • Hacer clic en un enlace externo a otro sitio (como un enlace de afiliado)
  • Utilizando el atrás botón para salir de la página
  • Cerrar la pestaña o ventana
  • Hora de término de la sesión

Rebotar a menudo puede ser preocupante. Por ejemplo, puede significar que su sitio web es demasiado confuso para navegar o que carece de llamadas a la acción claras (CTA).

También podría indicar que su contenido es aburrido, su diseño no responde o que su sitio web tarda demasiado en cargarse. Estos problemas podrían afectar negativamente la clasificación de los motores de búsqueda, por lo que es esencial prestar mucha atención a esta métrica.

Si usa Google Analytics, puede encontrar su tasa de rebote navegando a Audiencia> Visión general:

Encontrar la métrica de la tasa de rebote en Google Analytics.

¿Puede ser buena una alta tasa de rebote?

Confusamente, una alta tasa de rebote no siempre indica que hay un problema. Por ejemplo, podría sugerir que sus visitantes encontraron exactamente lo que estaban buscando de inmediato y se fueron completamente satisfechos.

O, si el objetivo de su página es llevar a las personas hacia un enlace externo (por ejemplo, un clic en un enlace de afiliado), esto podría significar que logró que hicieran clic en el enlace de afiliado.

Si tiene una tienda en línea, una alta tasa de rebote también puede indicar que sus clientes están “mirando escaparates”. Es posible que vuelvan a comprar un artículo más tarde, por lo que esta métrica no siempre es un reflejo fiel del éxito de su sitio web.

También puede esperar tasas de rebote más altas para contenido como:

  • Páginas de destino
  • Publicaciones de blog
  • Páginas de contacto
  • Páginas de preguntas frecuentes

Sus visitantes pueden pasar una cantidad considerable de tiempo leyendo la información proporcionada en estas páginas. Aún así, si no pasan a una segunda página en su sitio, cuenta como un rebote.

Por esta razón, siempre es inteligente ver su tasa de rebote en contexto junto con otras métricas. Por ejemplo, su tasa de salida tiene en cuenta el tiempo total que los visitantes pasan en su sitio web.

Puede encontrar los detalles de su tasa de salida a través de Comportamiento> Contenido del sitio> Páginas de salida en Google Analytics. Tenga en cuenta que esta métrica aún puede ser alta en algunas páginas donde la mayoría de los usuarios normalmente finalizan sus viajes.

Si una alta tasa de rebote es ‘buena’ o ‘mala’ depende del tipo de sitio web que ejecute y del embudo de clientes esperado. Según Kissmetrics, las siguientes tasas se consideran normales:

  • Sitios minoristas: 20–40%
  • Páginas de destino: 70–90%
  • Portales: 10-30%
  • Sitios de servicio: 10-30%
  • Sitios web de contenido: 40–60%
  • Páginas de generación de leads: 30–50%

Puede utilizar estas estadísticas como puntos de referencia. Sin embargo, incluso si su resultado es aceptable, es inteligente escuchar a sus clientes y realizar pruebas de usabilidad regulares.

Cómo mejorar la tasa de rebote de su sitio

Si le preocupa que su tasa de rebote sea demasiado alta, aquí hay algunas técnicas que puede intentar para reducir su tasa de rebote:

Mejore su tasa de rebote:

  • Produzca contenido de alta calidad. Publicar contenido que sea atractivo y relevante para los intereses de sus visitantes puede alentarlos a permanecer en su sitio web. Recuerde seguir las mejores prácticas de SEO, usar títulos claros y mantener sus párrafos cortos para que su contenido sea fácil de digerir.
  • Asegúrese de que su sitio web sea rápido. Si su página tarda más de tres segundos en cargarse, es probable que los visitantes se vayan. El uso de un proveedor de alojamiento web de buena reputación y un tema liviano puede ayudarlo a ahorrar segundos en sus tiempos de carga.
  • Utilice una navegación clara. Asegúrese de que su sitio web sea fácil de navegar con un menú intuitivo y botones de CTA obvios. También puede utilizar etiquetas y categorías para organizar mejor su contenido.
  • No descuide a los usuarios de dispositivos móviles. Asegurarse de que su contenido sea accesible desde todos los dispositivos puede ser fundamental para su tasa de rebote. Utilice un tema receptivo y siga las mejores prácticas de diseño para que su sitio web sea compatible con dispositivos móviles.
  • Incluir enlaces internos – agregue muchos enlaces internos y muestre contenido relacionado para que los visitantes puedan encontrar fácilmente otro contenido que les interese.

Finalmente, considere lo que significa la tasa de rebote para usted. Dependiendo de su sitio, es posible que desee configurar una tasa de rebote ajustada para capturar con mayor precisión cómo las personas interactúan con su contenido.

De hecho, puede personalizar la forma en que Google trata los rebotes. Algunos “ajustes” comunes que realizan los sitios son:

  1. Elimine a los visitantes que pasen al menos X segundos en su página del porcentaje de rebote. Woorkup tiene una guía sobre por qué y cómo crear esta tasa de rebote ajustada. Esto puede ser útil para los blogs para ayudarlo a comprender si las personas están leyendo o no su contenido antes de rebotar.
  2. Seguimiento de los clics en enlaces de afiliados u otras acciones importantes como “eventos de interacción”, lo que le permite excluir de su tasa de rebote a los visitantes que realizan las acciones deseadas.

Conclusión

Una tasa de rebote alta a menudo se considera una mala noticia. Puede indicar problemas de usabilidad u otros problemas con su página. Sin embargo, también podría significar que está haciendo un excelente trabajo al ofrecer lo que los visitantes quieren ver, por lo que es crucial comprender lo que significa para su sitio web.

En este artículo, analizamos cómo interpretar esta métrica. En general, una tasa de rebote del 40% al 50% se considera decente. Sin embargo, esta estadística varía según el tipo de sitio que ejecute, así que no se preocupe si el suyo no cae en este soporte.

¿Tiene alguna pregunta sobre el porcentaje de rebote? ¡Háganos saber en la sección de comentarios!

Guía gratis

5 consejos esenciales para acelerar
Su sitio de WordPress

Reduzca su tiempo de carga hasta en un 50-80%
simplemente siguiendo unos sencillos consejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *